¿Porque comprar en tiendas especializadas?

¿Cuántas veces hemos querido comprar un sujetador y no hemos sabido nuestra talla? Nueve de cada 10 mujeres desconoce cuál es su talla de sujetador. Todas queremos la última moda en lencería, pero no nos podemos dejar llevar por el diseño más espectacular; la prioridad es el uso adecuado y saludable de esta prenda.

La última moda y las mujeres son amigas íntimas, pero la salud ha de estar por encima de lo que vemos en las pasarelas. El sujetador es una prenda básica, aunque su función es desconocida por muchos.

¿Cuál es su función?

Sujetar y proteger. Estas son las principales funciones del sujetador, como la misma palabra ya lo dice. La glándula mamaria es un órgano que carece de músculos y que, por tanto, tiene escasos mecanismos de fijación.

Va apoyada solamente en los músculos pectorales a través de unos ligamentos que no son muy potentes, que son los ligamentos de Cooper y es un tejido fibroso que necesita un agente externo como es el sujetador. Con el tiempo, estos ligamentos se rompen y la piel se va cayendo, sobre todo si no se usa esta prenda.

¿Cómo es el sujetador ideal?

Según Francesc Puertas, existen 24 morfologías de pecho distintas. “No hay dos mujeres iguales, con lo cual es muy difícil que haya dos sujetadores iguales. Tiene que ser adecuado a cada mujer”.

A pesar de la gran cantidad de modelos de sostenes que vemos en los centros comerciales, es necesario que cada mujer encuentre el adecuado. “No todas tenemos la misma talla ni el mismo contorno, así que siempre recomiendo acudir a una corsetería donde hacen esta pieza a medida”.

Al atravesar las puertas de la tienda, nos perdemos en un mundo del que solo nos puede rescatar una dependienta. El problema llega cuando las encargadas del establecimiento no son profesionales en corsetería, y es que todas las mujeres se han visto en la situación de no saber dónde ni qué buscar. En Lencería-Corseteria SECRETOS nos encargamos de asesorarte y medirte para poder ofrecerte tu sujetador adecuado.

“Las personas que se dediquen a vender ropa interior, deberían hacer un cursillo para saber medir el contorno, la mama, los hombros y la anchura de la espalda”.

Se necesita la ayuda de una persona que entienda. Puede que dos sujetadores del mismo modelo, de la misma marca, con la misma copa y de la misma talla sean diferentes, aunque sea en el más mínimo detalle.

“Cuando una mujer va a comprarse un sujetador, tiene que hacerse dos preguntas: la talla y la copa que usa”, sugiere Francesc Puertas. Según un estudio realizado por médicos expertos en senología, 9 de cada 10 mujeres desconocen cuál es su talla y su copa de sujetador y 7 de cada 10 no usan la talla y la copa adecuadas.


Claves para comprar el sujetador adecuado

  • Los tirantes deben estar rectos
  • La parte de atrás del sujetador no debe subir por la espalda, sino que debe estar en posición horizontal
  • El aro tiene que estar plano en la zona del tórax
  • El sujetador tiene que abarcar todo el pecho
  • Debe tener más de dos broches
  • Los tirantes han de ser de dos dedos de ancho, como mínimo

¿Verdad o mentira?

¿Usar el sujetador inadecuado puede producir enfermedades?

Mentira. El uso inadecuado de esta prenda no provoca enfermedades de ningún tipo. Es verdad que puede causar lesiones, tanto en la espalda como en los hombros; dejarnos marcas o durezas, pero todo esto remite cuando se lleva el sujetador correcto. “la mitad de las consultas por dolores mamarios se evitarían usando el sostén adecuado”.

Llevar un sujetador inadecuado no tiene nada que ver con el cáncer de mama. Lo que sí puede ocurrir es que se den mastalgias o dolores de pecho, que se producen por esta razón en el 50% de los casos”.

¿Es malo dormir con sujetador?

Verdad. Antiguamente, las mujeres dormían con sujetador, pero hoy en día los ginecólogos aconsejan que se duerma sin él, ya que la piel de la mama también necesita un descanso.

¿Sigue cumpliendo su función después de lavarlo muchas veces?

Mentira. Nos acostumbramos a lavar mucho esta prenda y después a seguir usándola, pero el sujetador deja de realizar su función cuando se ha utilizado y pasado por la lavadora en exceso. “Cuando veamos que los tirantes y el aro no sujetan, deberíamos tirarlo”.

Los diseñadores de lencería no dejan de sorprendernos y, cada vez que nos vemos en la necesidad de comprar un sujetador, los últimos diseños nos entran por los ojos y dejamos de lado lo más importante, que es nuestra salud. Pero de lo que no nos damos cuenta es de que un sujetador bonito también puede cumplir su función.

“Es verdad que, después de haber encontrado el modelo adecuado, podremos ir a buscar, dentro de esa talla, copa y patrón, el sujetador que más nos guste”.

En Lencería-Corseteria SECRETOS estamos encantados de resolver cualquier duda que te haya podido surgir.No dudes en ponerte en contacto a través de nuestro correo o teléfono.


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
Hola.
¿En que podemos ayudarte?